Entradas recientes 

Categorias

Cómo distribuir la inversión de TI en los próximos meses

Estamos por entrar en una normalidad y los equipos de trabajo y los CIOs de cada empresa deberán enfrentar nuevos desafíos y prepararnos cuando otra crisis de este tipo vuelva a ocurrir con ayuda de los equipos y la automatización de TI. En este artículo le daremos algunos consejos para los CIOs sobre la inversión de TI en esta nueva normalidad.

En el contexto de una crisis mundial sin precedentes, los ejecutivos de nivel C están agregando una preocupación más a la lista: guiar a su organización a la próxima normalidad. Ninguna cantidad de escenarios de “qué pasaría si” y pruebas de estrés podrían habernos preparado para el cierre de la economía global, y no hay un mapa que nos guíe mientras reiniciamos los motores. En esta serie, veremos qué deben considerar los líderes digitales a medida que navegan por la escala, el ritmo y las acciones necesarias para dirigir su organización hacia el camino del éxito operativo.

Incluso antes de la pandemia, los CIO solo conocían una vida de demandas y cambios rápidos. La velocidad de la economía digital moderna exige un cambio constante de la tecnología y las iniciativas de proceso para garantizar que la empresa utilice la tecnología para competir y en formas innovadoras para crecer. Durante la prueba de esfuerzo más grande del mundo, muchas organizaciones reconocieron a los trabajadores más esenciales que los ayudaron a pivotar aparentemente de la noche a la mañana: el personal de TI.

La ‘nueva normalidad’ en el ambiente de TI

A medida que volvamos al negocio de volver a la oficina, los CIO abordarán preguntas importantes:

  • ¿Qué hicimos bien y es suficiente para la próxima crisis?
  • ¿Qué debilidades quedaron expuestas en la continuidad de nuestro negocio y en los planes operativos?
  • ¿Qué lecciones aprendimos de la manera difícil al galvanizar nuestra infraestructura?
  • ¿Quién demostró mejores prácticas de las que podríamos aprender?

Otras preguntas para procesos clave a medida que los CIO recalibran la planificación y las estrategias:

Trabajo remoto

  • Capacidades: ¿qué partes de la infraestructura necesitamos deshacernos?
  • Resiliencia: ¿qué escenarios adicionales podrían afectar drásticamente a nuestra gente?
  • Gobernanza: ¿estábamos preparados para nuevos entornos seguros y privativos?

Capacidad adaptativa para la nube y canales digitales

    • Planificación: ¿pudimos escalar los servicios y las demandas para satisfacer las necesidades de todos?
    • Automatización: ¿cómo mejorar la predicción y la gestión de las interrupciones antes?
    • Gestión de la experiencia: ¿reaccionamos ciega o racionalmente y cómo eso afectó la experiencia de los empleados y clientes?
    • Asignación: ¿pudimos satisfacer la demanda y monitorear el uso de manera efectiva?
    • Cadena de suministro: ¿pudimos incorporar a otros proveedores de forma rápida y segura?

    Optimización de recursos

    • Gestión de costos: cuando los costos fluctuaron, ¿reaccionamos de manera inteligente?
    • Productividad: ¿dónde invertimos en nuestro modelo de operaciones comerciales ahora modificado, especialmente para que la fuerza laboral siga siendo productiva?

    Por último, y quizás lo más importante, los rasgos clave deben estar arraigados en la cultura para que las personas, los procesos y la tecnología sigan siendo ágiles: sean experimentales, reflexivos, ágiles y rápidos. Después de todo, nuestra nueva normalidad es el cambio constante.

    Control-M simplifica la organización de flujos de trabajo de aplicaciones. De esta manera, es fácil definir, programar, gestionar y monitorear los flujos de trabajo, a la vez que se garantiza la visibilidad y la fiabilidad, y se mejoran los SLA. Programa una demostración hoy mismo.

    Consulta la información original en inglés.