Blog sobre ITSM y recursos para profesionales de TI

Cómo la automatización ayuda a la implementación de la nueva red 5G

La nueva era de las telecomunicaciones ha llegado con la introducción de las redes 5G. Las empresas enfrentaran un cambio más complejo que en la era del 3G o 4G debido al aumento en el número de usuarios de celulares y la dependencia de servicios que no pueden funcionar sin los aparatos móviles. Es por ello que las empresas de telecomunicaciones enfrentaran uno desafío para implementar la nueva red sin afectar a otros usuarios y de forma rápida y eficiente. En este blog analizaremos cómo la automatización ayudará a las empresas en la implementación del 5G.

La evolución a 5G abrirá un mundo de nuevas oportunidades para las empresas de telecomunicaciones en un amplio espectro de mercados empresariales y verticales. Un mayor ancho de banda, una velocidad más rápida y una menor latencia, permiten la creación de nuevos tipos de aplicaciones, desde cirugía remota hasta vehículos autónomos y fábricas inteligentes. La división de la red hace posible atender a múltiples clientes o mercados a través de una sola red 5G. Implementado en conjunto con cargas de trabajo que operan en Computación perimetral de acceso múltiple (MEC), 5G jugará un papel fundamental en una nueva era de arquitectura informática. Es un momento emocionante para las telecomunicaciones, pero para capitalizar completamente, los operadores deberán maximizar la velocidad y la agilidad de la implementación y las operaciones de 5G a escala. Eso hace que la automatización sea una misión crítica para el negocio moderno de las telecomunicaciones.

Satisfacer las necesidades operativas de 5G

Dar soporte a 5G plantea dos nuevos desafíos operativos. El primero, la complejidad de la red crece significativamente debido al aumento de la densidad celular necesaria para cubrir un área determinada, mucho más allá de 3G y 4G, así como a la mayor presencia de cargas de trabajo entregadas en el borde según sea necesario para satisfacer la demanda de servicios “ultra-low-latency”. Operar redes 5G a escala y administrarlas de manera efectiva simplemente no es factible con los métodos tradicionales. Esto debido a las presiones del tiempo, la feroz competencia por las nuevas oportunidades de mercado, así como a cambios impredecibles en los requisitos y la demanda de los clientes, los operadores necesitan la agilidad realizar cambios rápidamente mientras mantienen la calidad del servicio y el control de costos.

El auge de las redes como software ofrece una forma más flexible de avanzar. Mediante el uso de funciones de red en la nube (CNF) para ofrecer funcionalidad de red a través de contenedores, los operadores pueden escapar de las limitaciones del hardware heredado, mientras que las redes definidas por software (SDN) les permiten orquestar servicios de red a través de un control programable centralizado. Esto hace posible ajustar los parámetros de la red más fácilmente para cumplir con los requisitos de nuevos servicios y los requisitos de clientes específicos. Pero las redes impulsadas por software son solo una parte de la solución; la automatización inteligente y AIOps son necesarios para completarlo.

Las tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, complementadas con iniciativas como ONAP que buscan impulsar redes completamente autónomas, están marcando el comienzo de una nueva era de automatización de redes. Al utilizar la analítica para aumentar y reemplazar los procesos de decisión humana, los operadores pueden administrar redes 5G complejas y garantizar la calidad del servicio de manera más eficiente a escala. La capacidad de automatizar completamente la orquestación de la red hace posible responder más rápidamente a las solicitudes de los clientes mientras se mantiene el control y la gobernanza. El uso de AIOps para mejorar la detección y corrección de problemas de red automáticamente, antes de que afecten la calidad del servicio, permite a los operadores realizar entregas a escala, cumplir con las expectativas de los clientes y construir relaciones más sólidas para su modelo de negocio 5G.

Aprovechando la agilidad y elasticidad de la nube

Los recursos en la nube son la clave para una implementación 5G ágil y elástica. Al aprovechar los recursos informáticos y de almacenamiento como un servicio, los operadores pueden adaptarse de manera rápida y rentable a los cambios en la demanda de los clientes. La escalabilidad rápida y sin fricciones que ofrece la nube también ayuda a los operadores a acomodar las grandes cantidades de datos necesarios para hacer un uso efectivo de la automatización de red impulsada por IA. Acercar las cargas de trabajo de los clientes al consumidor reducirá la latencia para las aplicaciones empresariales y verticales de la industria habilitadas para 5G. La migración de sistemas OSS / BSS a la nube puede reducir los costos y aumentar la agilidad.

Al mismo tiempo, el crecimiento de las operaciones en la nube también puede aumentar la complejidad de la administración, así como el riesgo de violaciones de seguridad y una creciente carga regulatoria. Para aprovechar al máximo la agilidad y la elasticidad de la nube, los operadores deben poder migrar datos hacia y entre entornos de manera fácil y segura, optimizar la ubicación de las cargas de trabajo basadas en la nube para el rendimiento y el costo, garantizar la continuidad del negocio, mantener la privacidad de los datos, y garantizar la integridad de los datos críticos para la empresa. Una vez más, la automatización inteligente y las AIOps son fundamentales para abordar aspectos clave de las redes 5G. La gestión automatizada de la infraestructura puede simplificar las operaciones en la nube y acelerar la migración a la nube.

Habilitación de nuevos mercados empresariales y verticales

Si bien las redes 5G ofrecen beneficios para cada tipo de cliente y caso de uso, el caso comercial principal para muchos operadores se centra en la oportunidad de ingresar a nuevos mercados comerciales. El corte de red 5G hace posible entregar redes corporativas privadas a múltiples clientes empresariales a través de una única infraestructura 5G. La computación MEC y las aplicaciones de latencia ultra-baja habilitadas por 5G, permiten a los operadores abordar casos de uso en industrias que incluyen salud, agricultura, manufactura, minería, transporte, y la lista continúa.

A medida que los operadores trabajan para ofrecer servicios y soluciones más avanzados a los clientes, la agilidad sigue siendo una prioridad. Adoptar los conceptos de DevOps, adoptar la entrega continua y alejarse de los procesos en cascada de ritmo más lento y los programas de lanzamiento menos frecuentes puede ayudar a los operadores a satisfacer las demandas de los mercados en rápido movimiento, pero también requiere un enfoque igualmente ágil para las pruebas de aplicaciones. Al automatizar la ejecución de regresión, rendimiento y otras pruebas como parte de la canalización de CI / CD, los operadores pueden entregar software de mayor calidad de manera más rápida y eficiente para aprovechar las oportunidades emergentes.

Control-M simplifica la organización de flujos de trabajo de aplicaciones. De esta manera, es fácil definir, programar, gestionar y monitorear los flujos de trabajo, a la vez que se garantiza la visibilidad y la fiabilidad, y se mejoran los SLA. Contacta a nuestros expertos y solicita una demostración personalizada para comenzar tu viaje en la transformación digital.

Control-M - Solicita una demostración

Consulta la información original en inglés.