Claves para entender la infraestructura en la nube

Claves para entender la infraestructura en la nube

El modelo de infraestructura en la nube ha cambiado la forma de hacer negocios. Esta tecnología ha permitido a las empresas mayor versatilidad y evitar fallas de seguridad. La nube representa un elemento vital para lograr la transformación digital en las empresas y no perder competitividad. En el siguiente artículo te daremos una breve introducción a la infraestructura en la nube a fin de entender las claves de su implementación.

La infraestructura en la nube se refiere a los componentes de hardware y software que respaldan la entrega de un servicio basado en la nube. Se diferencia de los centros de datos locales tradicionales en términos de su arquitectura de sistema y modelo de prestación de servicios: una infraestructura de nube típica se encuentra fuera de las instalaciones y se accede a ella a través de Internet. Los recursos de hardware se virtualizan y se abstraen para permitir el escalado, el intercambio además, el aprovisionamiento de recursos entre usuarios finales ubicados en lugares dispares.

Por lo tanto, los proveedores de la nube venden la funcionalidad informática como un servicio a los usuarios finales que no poseen, administran ni operan la infraestructura de TI de la misma manera que sus centros de datos en el sitio.

En este artículo describiremos los componentes, las características y los modelos de servicio e implementación de una infraestructura en la nube.

Componentes de la infraestructura de la nube

Un servicio en la nube consta de sistemas del lado del cliente como PC, tabletas y otros dispositivos que están conectados con los componentes del centro de datos back-end a través de la red. Los componentes que constituyen una infraestructura en la nube incluyen:

Red

La red es el canal de comunicaciones que permite que la información viaje entre los sistemas de back-end en la nube y los dispositivos de cliente de front-end. El proceso informático tiene lugar en el centro de datos en la nube fuera de las instalaciones. Los usuarios acceden e interactúan con estos componentes a través de redes públicas o privadas que comunican datos entre los dos extremos de un servicio en la nube. Los datos suelen ser información visual, registros o funciones de control comunicadas a través de la red.

La red consta de componentes eléctricos físicos como enrutadores, cables e interruptores, así como aplicaciones de software y firmware de hardware que permiten la comunicación de datos según el modelo OSI.

Hardware

Se accede a la computación en la nube mediante un conjunto de hosts virtuales que representan un conjunto pre-configurado de componentes físicos de hardware. Si bien los usuarios finales no controlan, administran ni operan el hardware en la capa física, detrás de las capas de abstracción y la infraestructura definida por software hay una gama de activos de hardware comunes a cualquier centro de datos, ya sea en la nube o en las instalaciones. Estos componentes de hardware incluyen servidores, unidades de procesamiento, GPU, fuente de alimentación, memoria y otros componentes.

La asignación de estos recursos de hardware se puede escalar entre usuarios y cargas de trabajo de TI a través de la virtualización y capas de abstracción según el modelo del servicio en la nube. La redundancia y la flexibilidad están integradas en los sistemas de hardware para garantizar que los problemas de rendimiento, seguridad y disponibilidad relacionados con el hardware de la infraestructura en la nube no afecten a los usuarios finales.

Almacenamiento

La plataforma y el sistema de almacenamiento son un componente crítico de la infraestructura en la nube. Los centros de datos en la nube almacenan datos en una variedad de tipos de almacenamiento y dispositivos, mantienen copias de seguridad y escalan la asignación de almacenamiento entre los usuarios. El hardware subyacente que respalda la infraestructura de almacenamiento se abstrae mediante la virtualización o una arquitectura definida por software . Esto permite a los usuarios utilizar el almacenamiento como un servicio en la nube que se puede agregar o eliminar sin necesidad de aprovisionar manualmente el hardware en cada servidor cuando sea necesario.

Los formatos comunes de almacenamiento en la nube incluyen:

Almacenamiento en bloque
Este enfoque divide los datos en bloques que se almacenan en diferentes sistemas de almacenamiento en varias matrices de servidores. Los datos están desacoplados del entorno de hardware subyacente. Un volumen de almacenamiento individual se puede dividir en varias instancias llamadas bloques. Este tipo de almacenamiento es más adecuado para activos de datos estáticos.

Almacenamiento de objetos
Los archivos de datos se dividen en partes, cada una con un identificador de metadatos único, y se almacenan como objetos de datos sin comprimir y sin cifrar. La información de metadatos se puede personalizar (a diferencia del almacenamiento en bloque, que solo permite un conjunto limitado de atributos de metadatos como identificadores). El almacenamiento de objetos es adecuado para activos de datos que cambian dinámicamente.

Almacenamiento de archivos
Esto está asociado con Network Access Storage (NAS) y funciona de manera similar al almacenamiento del dispositivo de hardware local en su PC. Es fácilmente configurable dentro de una única ruta de datos.

Virtualización

El servicio en la nube está desacoplado de sus recursos de hardware, como la potencia informática y el almacenamiento, mediante la virtualización u otra arquitectura informática definida por software. La funcionalidad del hardware se emula dentro de un sistema de software: los usuarios obtienen acceso a una versión virtual de los recursos del hardware, como la plataforma, el procesamiento, el almacenamiento y la red.

Los recursos de hardware que permiten un servicio en la nube son operados y administrados por proveedores de la nube. Los usuarios solo pagan por los servicios que consumen, lo que significa que los problemas de hardware subyacentes a un servicio en la nube no deben afectar el Acuerdo de Nivel de servicio (SLA). Con la virtualización, estas limitaciones se ocultan a los usuarios de un servicio en la nube, ya que las cargas de trabajo de TI se pueden mover y asignar dinámicamente a través de un grupo de recursos de hardware disponibles en entornos de TI virtualizados y reconfigurables.

Características de la infraestructura en la nube

Las características de la infraestructura en la nube son diferentes a las de los centros de datos en sitio, gracias especialmente al modelo operativo de los servicios y la arquitectura necesaria para la computación en la nube. Estas características incluyen:

    • Alta escalabilidad
    • Agrupación de recursos flexible
    • Aprovisionamiento de autoservicio bajo demanda
    • Seguro con múltiples capas de seguridad contra ciberataques
    • Modelo de prestación como servicio cobrado en función del consumo del servicio
    • Acceso de alta disponibilidad a recursos y servicios de TI
    • Gestionado por el proveedor de la nube

Modelos de implementación para infraestructura en la nube

La infraestructura de la nube puede estar dedicada a usuarios individuales con acceso aislado o compartido entre múltiples usuarios, o una combinación de ambos. Los recursos de la infraestructura básica son los mismos independientemente del modelo de implementación, pero se diferencian en su asignación entre usuarios.

Los tres modelos de implementación en la nube más comunes se clasifican así:

Nube pública
Un grupo de recursos virtualizados compartidos entre múltiples usuarios fuera del firewall del proveedor. El servicio se distribuye en función del consumo según sea necesario, y se carga con un modelo de pago por uso. El proveedor es responsable de administrar y operar la nube pública.

Nube privada
Estos son entornos en la nube dedicados a usuarios individuales accesibles a través de su propio firewall. Los entornos de nube privada generalmente se implementan como un centro de datos en las instalaciones pero virtualizado. Una capa adicional de automatización permite a los usuarios aprovechar la infraestructura virtualizada como un servicio de nube privada.

Nube híbrida
La integración de la nube pública y privada crea un modelo de nube híbrida. Las cargas de trabajo son portátiles en la nube híbrida, lo que permite a las organizaciones utilizar la configuración de la nube pública para cargas de trabajo sensibles a los costos y la configuración de la nube privada para cargas de trabajo sensibles a la seguridad.

BMC Helix Discovery es una solución de descubrimiento y mapeo de dependencias para obtener visibilidad sobre el hardware, el software y las dependencias de los servicios a través de varios entornos de nube. Consulta más información con nuestros experto y solicita una demostración personalizada.

Consulta la información original en inglés.

Tipos de plataformas low-code

En el siguiente blog analizamos diferentes desafíos que atraviesan las empresas y los tipos de herramientas low-code que pueden ayudarte.

Transformación digital con ayuda de Low-Code

La transformación digital implica muchos desafíos, pero con ayuda de Low-code podemos superar estos problemas y abrir el camino para el cambio

5 consejos para elegir la suite de Gestión de Procesos de Negocio (BPM)

El enfoque de suite de gestión de procesos empresariales ayuda en el ciclo de vida de mejora de procesos como analizamos en este blog.

Plataforma de código abierto low-code, qué es y cuáles son sus ventajas

En el siguiente blog exploramos la definición de las plataformas de código abierto low-code, sus ventajas y desventajas

Plataformas no-code frente a los problemas de TI

Ingresa en nuestro blog para aprender cómo las plataformas no-code ayudan a resolver los problemas en los departamentos de TI

Características de los sistemas de low-code qué los hace mejores

En el siguiente blog hablamos sobre el impacto de los sistemas low-code en el desarrollo de aplicaciones y sus ventajas en los negocios

6 puntos clave para elegir la plataforma RAD adecuada

El siguiente blog analizamos el desarrollo de aplicaciones RAD y las características que debe tener para tu negocio.

No-code: qué es y cómo aplicarlo en el desarrollo sin código

Con la llegada de la programación no-code, diseñar las soluciones que tu empresa necesita es más fácil, descubre cómo lograrlo en este post

Los 6 principales desafíos en adquisiciones que enfrentan las empresas

En este blog analizamos los principales problemas en el área de adquisiciones que enfrentan las empresas de todos los tamaños

7 beneficios de implementar el desarrollo ciudadano

Con el desarrollo ciudadano tu empresa puede eliminar los cuellos de botella y reducir la carga de trabajo de TI. Descubre más en este blog