Guía de la A a la Z para flujos de trabajo ágiles
flujos de trabajo

Guía de la A a la Z para flujos de trabajo ágiles

Independientemente del negocio en el que te encuentres, mantenerte al día con los cambios vertiginosos de la industria es esencial para el crecimiento empresarial. Es vital ser proactivo al reconocer los cambios emergentes en los procesos comerciales, las necesidades de los consumidores y otros aspectos del negocio. Además, debes ser capaz de implementar las acciones necesarias para hacer frente a estos cambios. En este post te compartimos a detalle el concepto de los flujos de trabajo ágiles como las etapas involucradas en el desarrollo de productos.

Con la mayoría de las industrias en constante evolución, muchas organizaciones comerciales han comenzado a adoptar el enfoque Agile para la gestión de proyectos. Si aún no has adoptado este enfoque, aquí hay una guía rápida para ayudarte a comprender el modelo de flujos de trabajo ágiles y cómo adoptarlo en tu organización.

¿Qué son los flujos de trabajo ágil?

El flujo de trabajo ágil se define como un conjunto de etapas involucradas en el desarrollo del producto. Es una metodología de gestión de proyectos donde un proyecto se divide en ciclos individuales más pequeños llamados sprints.

En cada sprint, los clientes y las partes interesadas brindan sus comentarios, que se incorporan al final. Este método permite a los desarrolladores detectar problemas desde el principio y solucionarlos de manera oportuna. También mejora la eficiencia del proyecto y asegura que el resultado final satisfaga las demandas de los clientes y partes interesadas.

Pasos involucrados en el proceso de flujos de trabajo ágil

El proceso de flujo de trabajo ágil generalmente sigue siendo el mismo independientemente del proyecto involucrado. Estos son los pasos típicos del flujo de trabajo ágil:

1. Ideación

La primera etapa es la conceptualización del proyecto. Aquí es cuando planificas y visualizas tu proyecto. Aquí, define el alcance del negocio para cada idea, desarrolla su cartera de productos y delinea sus sprints.

2. Inicio

Una vez que hayas determinado que un proyecto es viable, crea equipos de sprint y asigna las respectivas tareas. A cada equipo se le da un conjunto de objetivos y un plazo para completarlos. Es también en esta etapa cuando se asignan los fondos y los recursos.

3. Iteración

Con los requisitos del proyecto establecidos y los entornos de trabajo preparados, los equipos de sprint ahora pueden ponerse manos a la obra. El equipo comienza a trabajar en la primera iteración y aborda los elementos de la cartera de productos.

4. Liberación

Después de una iteración, el producto se entrega a los clientes y partes interesadas para recibir comentarios. Estos se incorporan al desarrollo y luego se prueban nuevamente antes del próximo sprint. Un equipo de control de calidad prueba la funcionalidad del producto para que pueda corregirse antes del lanzamiento final.

5. Producción

Una vez que se realizan todas las pruebas y la documentación, el producto pasa a la fase de producción. En esta etapa, el equipo asegura el lanzamiento exitoso del producto y brinda soporte para su lanzamiento. También pueden ser requeridos para guiar a los usuarios del producto final.

6. Jubilación

El proceso de flujo de trabajo ágil termina con el desarrollo exitoso del producto. Incluye notificar a los clientes sobre el nuevo producto o la migración del nuevo software.

¿En qué se diferencia un flujo de trabajo ágil de los flujos de trabajo tradicional?

Tanto el flujo de trabajo ágil como el tradicional en cascada tienen sus propias ventajas y desventajas. Sin embargo, la mayoría de las organizaciones prefieren el flujo de trabajo de metodología ágil hoy en día por su eficiencia de tiempo y mayor tasa de éxito.

Para ayudarte a diferenciar los dos flujos de trabajo, resumimos los elementos clave en la siguiente tabla:

Ágil Tradicional
Adaptativo (flexible; sensible a los cambios durante las iteraciones) Predictivo (sigue un plan específico; no responde a los cambios hasta que se completa el proyecto)
Cíclico (el trabajo fluye a través de un ciclo; permite volver a ciertas fases para hacer ajustes cuando sea necesario) Lineal (el trabajo sigue un camino secuencial donde cada fase debe completarse antes de pasar a la siguiente fase)
Centrado en el cliente (mejora la satisfacción del cliente mediante la creación de un producto que satisfaga sus necesidades) Centrado en el proyecto (el objetivo es completar el proyecto basado en el plan formulado al inicio)
Colaborativo (el cliente está involucrado en cada paso del proyecto y puede dar su opinión y solicitar cambios en cada iteración) Contractual (se negocia un contrato y los clientes finalizan los requisitos antes de que comience el desarrollo)

También te puede interesar: Ventajas de un software de Workflow para el equipo de contabilidad

Cómo crear un flujo de trabajo ágil

Para crear su propio flujo de trabajo ágil, puedes seguir estos sencillos pasos:

1. Adoptar las prácticas de flujos de trabajo correctas

El enfoque Agile no se trata solo de seguir un proceso. Implica un cambio de mentalidad y una comprensión de los principios ágiles. Ayuda a tu equipo a comprender la lógica detrás de esto para que pueda adaptarse fácilmente al nuevo flujo de trabajo.

2. Elige un marco

Hay varios tipos de software de flujo de trabajo ágil que puedes utilizar, incluidos Scrum y Kanban. Determina qué marco es el más adecuado para tu organización.

3. Desarrollar una hoja de ruta

Crea una estrategia que pueda guiar a tus equipos de sprint para lograr los objetivos del proyecto. Planifica el proceso, desarrolla atrasos de productos y prepara herramientas ágiles de flujo de trabajo. Prioriza tareas y define cronogramas.

4. Asigna equipos de sprint

Forma equipos de sprint y define los roles de cada miembro. Asignar tareas y responsabilidades específicas. Asegúrate de que cada equipo tenga la experiencia para completar su sprint.

5. Implementa el flujo de trabajo ágil

Con los requisitos del producto y los equipos de sprint establecidos, puede comenzar a implementar su flujo de trabajo de desarrollo ágil. Apunte a la mejora continua y al tiempo de entrega rápido.

Preparado para el futuro con flujo de trabajo ágil

Prepare a tu organización para el futuro. Estar mejor equipado para adaptarse a cualquier cambio en el panorama empresarial. Solicita una domostración hoy mismo de Kissflow Project y descubre cómo la implementación de un proceso de flujo de trabajo ágil para la gestión de proyectos brinda más flexibilidad y escalabilidad para el crecimiento futuro. Kissflow ofrece un software ágil y robusto que te permite crear flujos de trabajo eficientes y sin inconvenientes.

Consulta la fuente original en inglés.

Acelera la orquestación de procesos con una plataforma low-code

La orquestación de procesos unifica las tareas individuales para lograr una automatización de extremo a extremo. Descubre más en este post

¿Cuáles son los beneficios de una herramienta de gestión documental?

Una herramienta clave para el futuro empresarial es la gestión documental. En este artículo exploramos los beneficios de una plataforma.

Enfrentándose a la deuda técnica y el papel de una plataforma de low-code

La deuda técnica es el resultado de utilizar a tajos en el desarrollo de software que generan problemas a largo plazo, ¿Cómo se puede superar?

IT Operations Management ¿es la clave para una funcionalidad perfecta?

La gestión de operaciones de TI o IT Operations Management es la clave de la eficiencia para las organizaciones, pero ¿cómo funciona?

IA Generativa en el trabajo y los problemas de privacidad

Las herramientas de IA generativa se están convirtiendo en parte de la vida de las empresas pero conllevan problemas de privacidad y seguridad

4 etapas para lograr una transformación digital exitosa

Exploramos ¿Cómo empezar tu transformación digital si fallar en el intento?, es cuestión de paciencia y respetar las etapas del proceso.

Libérate del caos de las hojas de cálculo y los correos electrónicos con automatización

Abordamos los peligros de gestionar el trabajo con hojas de cálculo y correos electrónicos y algunos desafíos al iniciar la automatización.

ServiceOps: simplifica la complejidad y acelera la innovación con BMC Helix

Conoce ServiceOps, la fusión de la gestión de servicios y operaciones, es un enfoque que está ganando terreno entre los negocios disruptivos.

Impulsar la innovación en la era de la IA con Connected Digital Ops

Connected Digital Ops es un nueva metodología que combina diferentes enfoques para aprovechar la IA en la gestión de operaciones

Elimina el Shadow IT e impulsa el cumplimiento y la seguridad

Shadow IT implica el uso de aplicaciones no autorizadas, que puede implicar enormes riesgos de seguridad y cumplimiento, aprende a mitigarlos